En la Tierra a domingo, 23 junio, 2024

DÍA MUNDIAL DE LAS REDES SOCIALES

La polarización en RRSS en Iberoamérica creció casi un 40% en cinco años

GENERA EFECTOS SIMILARES A LOS DE UNA DROGA ADICTIVA

De acuerdo con los resultados del estudio The Hidden Drug, elaborado en 2022 por la consultora de comunicación, marketing y asuntos públicos LLYC, desde la llegada de la pandemia, el nivel de involucramiento o engagement en conversaciones polarizantes crece a niveles del 8% al año en Iberoamérica y hasta un 15% en EE. UU.

El nivel de polarización en Iberoamérica creció casi un 40% en los últimos cinco años y, cada año, más personas participan de conversaciones polarizantes en redes sociales. Así lo evidencian los resultados del estudio The Hidden Drug -La droga oculta-, elaborado por la consultora de comunicación, marketing y asuntos públicos LLYC.

Asimismo, la investigación muestra cómo, desde la llegada de la pandemia, el nivel de involucramiento o engagement en conversaciones polarizantes crece a niveles del 8% al año en Iberoamérica y hasta un 15% en EE.UU.

Se trata de un fenómeno que no alcanzaría su dimensión actual, tan preocupante, sin el concurso de las redes sociales como espacio ideal para su expansión, advierten.

Los riesgos de la polarización

Desde la consultora destacan que la polarización es una forma de crear desigualdad, haciendo desaparecer casi por completo los niveles intermedios, lo que acarrea múltiples riesgos para la sociedad y erosiona la confianza.

Una conversación social polarizada constituye uno de los factores de mayor riesgo para la estabilidad de los estados democráticos, donde es realmente factible el ejercicio de la discrepancia, aún desde las posiciones más extremas.

Igualmente, indican que el debate social es tan amplio que resulta prácticamente inabarcable y, por ello, cualquier cuestión, por menor que sea, puede elevarse a la categoría de objeto de discusión: basta con que dos individuos así lo quieran.

¿Por qué triunfa la confrontación en redes sociales?

Desde LLYC explican que, si bien la polarización es posible encontrarla en cualquier ámbito de la vida social, el terreno más fértil para su desarrollo y evolución está en la conversación pública, en especial a través de las redes sociales.

En tal sentido, existen evidencias de que el cerebro humano está “programado” para la polarización. “Ciertas teorías señalan que, cuando un individuo define sus posiciones políticas, el cerebro se centra en aferrarse a ellas; otras afirman que, cuando algunas personas son propensas a mostrar tolerancia o apertura, luego ‘se dan permiso’ para sostener visiones cerradas o intolerantes”, indican en el informe.

Igualmente, advierten que la adicción a las redes sociales alcanza, en determinados casos, el rango de droga: una droga escondida tras la aparente normalidad del uso de estas plataformas digitales. En tal sentido, hacen referencia a la literatura sobre este tipo de adicción, en la que se señala que puede generar efectos tales como la pérdida de control, la absorción a nivel mental o la alteración grave del funcionamiento diario de la persona.

¿Cuáles son los temas que más adicción generan en el continente americano?

El estudio, basado en un análisis apoyado en inteligencia artificial, de más de 601 millones de mensajes en Twitter, determinó que los temas que más interés generan en los países seleccionados son: aborto, cambio climático, derechos humanos, feminismo, inmigración, libertad de expresión, pena de muerte, racismo, salario mínimo y sindicatos.

En tal sentido, la investigación refleja, por una parte, el volumen de conversación que genera cada tema y, por otra, el nivel de polarización que se observa en cada tópico.  

En Iberoamérica, según los resultados del estudio elaborado por LLYC, la adicción a la conversación en redes sociales creció durante la pandemia y continúa incrementándose, especialmente en los siguientes temas: cambio climático, racismo, salario mínimo e inmigración.

Entre dichos temas los que presentan mayor polarización en Iberoamérica  son: aborto, libertad de expresión y Derechos Humanos, en ese orden.

En cuanto a Estados Unidos, la adicción a la conversación también presenta un aumento, en mayor medida en temas relacionados con la pena de muerte y los derechos humanos. Entretanto, los temas que más polarización suscitan en este país son: aborto, cambio climático e inmigración.

¿Qué podemos hacer frente a los efectos de la polarización?

El estudio advierte sobre los efectos que la polarización tiene en el individuo y en la sociedad, pues asegura que se ha convertido  en una droga que consumimos a diario sin percatarnos y que nos puede provocar depresión, irritabilidad, dependencia, distanciamiento social, crispación generalizada y aumento de los discursos del odio.

“En un mundo donde los mensajes incendiarios se han apoderado de la conversación, la polarización impide encontrar consensos y puntos de encuentro entre las personas. Por eso, tenemos la responsabilidad de crear esos espacios de conciliación, relajamiento y pausa para encontrar un camino de salida a esta situación”, aconsejan.

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Noticias recientes

Translate »

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.