En la Tierra a domingo, 26 mayo, 2024

EN LA CÁTEDRA CAVANILLES, DEL PABELLÓN VILLANUEVA

Ecuador dona al Jardín Botánico de Madrid la primera planta de cacao ‘fino aroma’

EL EMBAJADOR ANDRÉS VALLEJO HIZO LA ENTREGA A MARÍA-PAZ MARTÍN

El embajador del Ecuador ha avanzado que, con esta donación de alto interés científico para ambos países, “inicia un proyecto de colaboración con el Real Jardín Botánico, para que sus visitantes conozcan la fascinante historia que esconde este fruto milenario, a través de una exposición interactiva que se realizará en junio de 2024”

El embajador del Ecuador en España, Andrés Vallejo, ha entregado a la directora del Real Jardín Botánico-CSIC de Madrid, María-Paz Martín, la primera planta de cacao de la variedad nacional ‘fino aroma’ (Theobroma cacao L.). El acto ha tenido lugar en la cátedra Cavanilles, del Pabellón Villanueva, en el Real Jardín Botánico (RJB), y ha contado con la participación especial del director de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid, Emilio del Río.

La directora del RJB-CSIC ha agradecido esta cesión que incrementa la colección de plantas vivas del invernadero Santiago Castroviejo y que, según sus palabras, “supone un importante ejemplo de las notables relaciones científicas e históricas que tradicionalmente han existido entre Ecuador y España; y singularmente con el Real Jardín Botánico, a través de las expediciones botánicas para describir la flora de este país en siglos pasados. Una relación que mantenemos en la actualidad desde el RJB con la comunidad científica ecuatoriana”.

Por su parte, el embajador del Ecuador ha avanzado que, con esta donación de alto interés científico para ambos países, “inicia un proyecto de colaboración con el Real Jardín Botánico, para que sus visitantes conozcan la fascinante historia que esconde este fruto milenario, a través de una exposición interactiva que se realizará en junio de 2024”.

A través de esta muestra se podrá conocer los múltiples usos que daban a este fruto las culturas prehispánicas, que lo emplearon como moneda de intercambio y como ofrenda de rituales funerarios y para otras ceremonias.

Para Emilio del Río, del Ayuntamiento de Madrid, no es coincidencia que en el siglo XVIII el sueco Carlos Linneo, denominara a los humanos homo sapiens (humano que piensa) y al cacao Theobroma cacao (alimento de los dioses). “¡Qué maravilla! “Broma” en griego significa alimento y Theós “dios”. Queda claro que a Linneo le gustaba el cacao; y no es de extrañar que lo llamara así porque realmente es un alimento propio de dioses”, aseguraba en su intervención.

Al cierre del acto, los asistentes degustaron un menú de cuatro pases elaborado por la Asociación de Empresarios, Cocineros y Hosteleros Ecuatorianos en España (ASOECHEES) con productos de la oferta exportable premium del Ecuador como el camarón, banano, frutas tropicales y cacao fino de aroma, maridado con vino tinto de la bodega Finca Valpiedra y una degustación de chocolate ecuatoriano Paccari.

Ecuador, país de origen del cacao fino de aroma

La exposición interactiva prevista para junio de 2024 reivindicará a Ecuador como país de origen del cacao fino de aroma, conforme desvelan los últimos estudios arqueológicos realizados en la Amazonía ecuatoriana.

También pondrá énfasis en el papel de España en la incorporación de este fruto en los usos gastronómicos y sociales de todo el continente europeo, entre los siglos XVI y XVII, cuando el cacao evolucionó hacia un bien de consumo fundamental: el chocolate.

Otro aspecto que también será abordado en la exposición, será la presencia del cacao en los estudios científicos realizados en los siglos XVIII y XIX, cuyos registros se pueden consultar en la obra La Flora Huayaquilensis, y la obra inédita Cultivo y Uso del cacao en Huayaquil (1801) de Juan José Tafalla; así como en el estudio Geografía de las plantas (1803) del científico alemán Alexander Von Humboldt; y en los dibujos de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada, hechos por José Celestino Mutis (1783-1816).

De dónde y por qué ‘fino aroma’

El origen de la planta, cuya gestión ha realizado la Embajada del Ecuador en España, procede del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) de Ecuador. Se trata de dos ejemplares de la planta de cacao ‘Aroma pichilingue’ y otros dos de la variedad ‘Fino pichilingue’. Los ejemplaren disponen de un perfil sensorial que los ubica dentro de los llamados cacaos finos y de aroma, de ahí sus respetivas denominaciones.

Los ejemplares llegaron a finales del pasado mes de septiembre al Jardín Botánico. Tras su aclimatación en el invernadero de trabajo pasarán a formar parte de la colección que se exhibe en el invernadero Santiago Castroviejo.

La donación de este ejemplar de cacao nacional del Ecuador representa el sueño cumplido de los científicos y botánicos que intentaron introducir esta planta a las colecciones existentes en los Jardines Botánicos Europeos, uno de ellos Pedro Franco Dávila (Guayaquil, 1711-Madrid, 1786) un prestigioso naturalista y científico, que fundó y dirigió el Real Gabinete de Historia Natural de España, hoy parte del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC).

Seguiremos Informando…

NOTICIAS RELACIONADAS

Relacionados Posts

Noticias recientes

Translate »

Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibirás nuestro boletín de noticias y contenido exclusivo.